EL FRESCO ES :

          UN ICONO
  DE "GRAN TAMANO"



En la iglesias ortodoxas las peredes estan enteramente decoradas; alli donde se posan los ojos todo debe recordarnos a Dios, no dejando lugar a nuestra imaginacion sino a la revelacion divina.

Los frescos permiten a los creyentes atentos acecarse a la riqueza del arte sacro, armonia indisociable entre el ojo y el oido (textos sacros, frescos,iconos, cantos liturgicos) que nos conducen a la frontera de lo divino. El cristiano ortodoxo sabe que forma parte de la gran familia de los santos. Basta con ver con los ojos espirituales i nuestros ojos carnales se abren a la realiad divina.

Soportes a la oracion, los frescos y los iconos nos llevan a la contemplacion de lo invisible.

En la Iglesia todo se refiere al mundo celestial, por lo que los frescos no pueden tomar las formas quotidianas sino las del mundo espiritual.

atelier saint-luc             iconos